miércoles, 9 de abril de 2008

¿Quién quieres Ser Hoy?

Acerca del Artículo “¿Quién Quieres ser Hoy?
Revista Gatopardo
María Pellicer


María Pellicer, autora del texto “¿Quién quieres ser hoy?”, es redactora, publicista y columnista de Adv!se (Compañía Consultora de Marketing, publicidad y comunicación). Tiene una licenciatura en Marketing y Gestión Empresarial por Crandon Collage (Universidad de Washington) y posee un Master de postgrado en Publicidad por la Universidad Pontificia de Madrid ICADE. Actualmente, escribe artículos en relación a tecnología en revistas como Gatopardo y continúa desarrollando su carrera profesional orientada a la prestación de servicios publicitarios hacia las necesidades de anunciantes y agencias relacionadas con este campo. Su intención con su texto, no es más que mostrarle al lector una tendencia de la gente por llevar su vida a un mundo virtual. Por una posible insatisfacción o intranquilidad respecto a ella en el mundo real.

Todos quisiéramos elegir la vida que tenemos y controlar cada detalle de ella. De aquí proviene el éxito de Second Life: un mundo virtual que atrae mieles de usuarios. En él, se puede tener una segunda vida muy fácilmente. Sólo hay que seguir una serie de pasos: Entrar a la página (http://www.secondlife.com/), registrarse como usuario, crear un nombre e instalar la plataforma en la computadora. Luego, hay que configurar un avatar con apariencia física y atuendos tal y como se nos antoje. Con esto el juego habrá comenzado y falta sólo registrar la tarjeta de crédito. En Second Life se puede hacer lo que se quiera, ir donde sea y hablar con quien sea. Se puede jugar (entre ello modificar) con nuestra apariencia y nuestra vida. Todo, por determinada cantidad de Lindens, la moneda oficial. Ésta, según Lindex Exchange, equivale a 0.30 dólares, al día.
Todo elemento del mundo real puede llevarse al virtual. En este último, se reproduce todo aspecto del real, los modelos sociales y económicos, empresas, organizaciones, modos de vida de las personas; por eso, es que el juego permite cosas infinitas.
Lo que reproduzca al mundo real siempre ha tenido mucho éxito. En eso, todos nos hemos refugiado y pretendemos que sea lo más real posible, mientras más lo sea, mejor. Un ejemplo de esto, es el videojuego, Los Sims, que permite controlar la vida de ciertos personajes que debían tener las mismas actividades de una persona normal, como ir a trabajar, comer, bañarse y dormir. Las personas tienen la necesidad de manipular la realidad en la que viven, y Second Life desarrolla esta necesidad, ampliamente.
Actualmente, más de cuatro millones y medio viven en el mundo de Second Life, 400 mil son jugadores regulares y cerca de 150 son latinos con registros válidos. Aproximadamente 2 billones de Lindens circulan en la red mientras siguen creciendo. Cada vez más gente, desea llevar su vida a un universo virtual.

La tecnología nos lo ofrece todo y la posibilidad de crear vidas dentro de ella es una de sus mayores facultades. Como también, nos regala la posibilidad de escaparnos de nuestra realidad, de todos los problemas que en ella habitan y dejarnos llevar por una naturaleza libre de complicaciones. Pero, por más que queramos ver por los ojos de un dibujo digital, no vamos a poder alejarnos de nuestra propia realidad y olvidarnos de todo. La tecnología se hizo para facilitarnos la existencia, para jugar un rato, divertirnos por un lapso determinado de tiempo, pero no para absorbernos en ella.

1 comentario:

Maria Pellicer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.